Garrulos Malnacidos

No sienten vergüenza de ser unos cabrones de dos patas

El torneo del Toro de la Vega en la localidad vallisoletana de Tordesillas ha finalizado con la muerte del astado ‘Rompesuelas. ha muerto en torno a las 11.25 horas, unos 20 minutos después de que fuera desencajonado para cruzar las calles de la villa antes de cruzar el puente que da acceso a la vega junto al río Duero.

Durante la celebración del festejo, grupos de antitaurinos han tratado sin éxito de bloquear la rotonda situada junto al restaurante Doña Carmen, por donde debía atravesar el toro, para impedir su celebración.

En los instantes previos se ha registrado algún enfrentamiento verbal y físico entre defensores y partidarios de la abolición del torneo, así como momentos de tensión entre participantes en el festejo y medios de comunicación. Con el animal ya moribundo, un lancero le ha asestado la última cuchillada entre aplausos. PACMA publica ahora el vídeo.

https://i0.wp.com/www.eldescodificador.com/wp-content/uploads/2014/08/toro-de-la-vega-ilegal.jpg

Garrulos de mierda

https://i1.wp.com/www.pasosvendrell.com/wp-content/uploads/2011/09/toro-de-la-vega.jpg

Sienta la vergüenza de ser español

En un país donde las mujeres son asesinadas con cuentagotas y poderes fácticos como el PP o la iglesia católica corren sobre el asunto el estúpido velo de la indeferencia permitiéndose incluso justificar o promover los machismos. Este es un país de animales armados con lanzas y vestidos de sotana, toga o traje a la medida con muy pocas luces todos y cada uno de ellos.

De la serie MARCA ESPAÑA

Anuncios

9 comentarios en “Garrulos Malnacidos


  1. Por increíble que parezca, el enconado debate sobre la brutalidad del Toro de la Vega tuvo lugar hace más de medio siglo, en pleno franquismo. En diciembre de 1963, una circular del Ministerio de Gobernación prohibió la crueldad con animales en los festejos populares, con lo que la bárbara celebración de Tordesillas quedó en suspenso hasta 1977. Ya en democracia, el Toro de la Vega volvió a ser lanceado cada mes de septiembre como una muestra del retorno (¡ay!) “de las libertades”.

    La Circular 32/1963 prohibía “cualquier fiesta taurina que no fuera la corrida de toroscomercial “normativizada”, tratando de establecer así una separación radical entre el “arte” de las corridas de toros, que se deseaba prestigiar, y el salvajismo y mal gusto del resto de festejos populares y tradicionales en los que el toro tenía protagonismo, que se pretendía erradicar”, escribe Juan Carlos Blanco en El País. Las imágenes difundidas por el NoDo de la brutal celebración escandalizaron incluso a tipos con la piel tan dura como Fraga Iribarne, que firmó la circular.


    Al año siguiente, se produjeron serios enfrentamientos entre los vecinos y los agentes de la Guardia Civil (no existía aún nada parecido a defensores de los derechos de los animales). Pero ni siquiera la Guardia Civil consiguió evitar que dos lanceros mataran al toro, aunque fueron detenidos y golpeados en el cuartelillo, como mandaban los cánones de la Benemérita.

    Durante los siguientes años tuvo lugar un pulso entre el Gobierno y las autoridades locales. Éstas pedían permiso para continuar con esta “tradición, tan querida” por los vecinos de Tordesillas. Una comisión encabezada por el alcalde y varios miembros de la Falange viajaron a Madrid en 1966 para intentar la revocación de la prohibición. No lo lograron, pero al menos fue autorizada una modalidad más suave del tormento, sin muerte del toro.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s